Las mejores películas que vi en el 2016

Es terrible, sí. Leí la nota del año pasado sobre las mejores películas que vi en el 2015 y la sensación que describía en el primer párrafo es la misma de hoy.

¡Debería ver más clásicos y muchos menos estrenos! La premisa es simple: es más fácil ver diez películas clásicas muy buenas que diez estrenos de la misma calidad.

El deseo para el 2017: que se aprenda la lección.

-La noche del cazador, Charles Laughton (1955). No hay que ser tibios para describir a esta brillante película: estamos en presencia de uno de los grandes villanos de la historia del cine. La estética (“Love” y “hate” en los dedos de las manos), la interpretación, lo oscuro. Es perfecto. A Harry lo único que le importa es casarse con Willa para quedarse con la herencia que le dejó su exmarido. Para lograrlo, está dispuesto a todo. Ella, embobada, no se da cuenta de sus intenciones. Pero su hijo mayor sí. Hay una secuencia de persecución llegando al final realmente histórica.

the-night-of-the-hunter

-Con los puños en los bolsillos, Marco Bellocchio (1965). ¡Uy, qué asfixia ver esta película! El director italiano hace una maravilla con el perfil de un hombre desquiciado, que no puede vivir consigo mismo, que tiene demasiada rabia encima. El contexto para pintar a ese personaje es ideal: una familia disfuncional en una casa gigante, en un pueblo en el que no pasa nada. Las barreras de lo que es moral y ético se cambian de posición cuando la realidad es tan difícil de percibir. Fue proyectada en el Bafici 2016. Una joya.

348id_751_025_primary_w1600

-The Last Picture Show, Peter Bogdanovich (1971). Otro film que recuperó el Bafici 2016, otra genialidad. ¿Qué se puede hacer en un pueblo polvoriento, en crisis y sin ninguna luz? Para un adolescente que va la escuela, probablemente lo mejor que le puede pasar es tener sexo con la chica más linda de todas. Pero Jacy (Cybill Shepherd, brutal) ya lo sabe todo. Está un paso adelante. Un relato que destila tensión y sexualidad. Bogdanovich no filma en blanco y negro, lo hace en gris: es el color que mejor describe al pueblo del que todos pretenden salir pero no hacen más que plantar sus raíces cada vez más profundas.

b5e6c9de0bc3de9637e40b3107465db2-the-last-picture-show-1469862216

-Scarecrow, Jerry Schtzberg (1973). La visita de Al Pacino a la Argentina me hizo moverme para terminar de ver algunas de las películas más simbólicas de su carrera. Completé el cartón con Y justicia para todos, Pánico en Needle Park  y esta muy buena historia de dos hombres que se quedan sin oportunidades. Estados Unidos no puede esperarlos con los brazos abiertos. Es un lugar listo para darles la espalda. Cuando salen de la cárcel. Cuando toman una copa en un bar. Cuando sueñan con abrir su negocio. Cuando vuelven a entrar a la cárcel. El mundo simplemente parece hecho para aplastar a Max (Gene Hackman) y Lion (Al Pacino). Repleta de momentos especiales.

scarecrow-still2

-The King of Comedy, Martin Scorsese (1982). Una de las películas menos populares de este clase A. Aunque por momentos se vuelve un poco naif, la pintura del personaje de Rupert Pupkin, el hombre que necesita triunfar, es brillante. Se cree una persona talentosa y con ingencio. Considera que la gente necesita escucharlo. Está convencido que es diferente al resto. Y está dispuesto a todo para conseguir el objetivo. Robert De Niro y uno de los grandes papeles de su carrera.

king

-Paris, Texas, Win Wenders (1984). Hay que ver una secuencia de esta película para quedar atrapados por el resto de la vida: la de la cabina telefónica. Cuando Harry ve a Jane a través de un vidrio. Ella, semi desnuda. Él, sin entender del todo lo que pasa, sin poder hablar. Otra película que refleja en parte lo abandónico de la sociedad estadounidense. Un relato lleno de polvo, desierto y suciedad. Una verdadera obra maestra.

paristexas-2

-After hours, Martin Scorsese, (1985). Hay que meterse en el viaje. Hay que entender que se trata de una noche. Una noche de locura en la que a Paul le va a salir todo mal. Tiene una atracción difícil de explicar esta película. Dentro de la filmografía de Scorsese, es menor. Pero, a la vez, esa sentencia de no ser siempre grandilocuente ni pretencioso lo convierten en una aventura muy pulida, repleta de acción y tensión. El mundo se volvió completamente loco. ¿O no?
after-hours-scorsese-Thelma and Louise, Ridley Scott (1991). Un canto a la libertad. Las mujeres que escapan a la monotonía y al maltrato, que buscan sacarse las cadenas, que se encuentran que el mundo no las deja respirar. Susan Sarandon y Geena Davies componen a dos de los personajes más inolvidables de la historia del cine. Un final espectacular. Parece una rareza que la película casi ni se mencione en tiempos en los que el debate por los derechos de las mujeres está tan presente. Adelantada a su tiempo.

1_28

-Punch Drunk Love, Paul Thomas Anderson (2002).  En el top 5 de los grandes directores vivos, había que retroceder en su filmografía para reconocer otro obra imprescindible de Thomas Anderson. Por momentos, las situaciones que describe son tan exageradas que resultan demasiado verosímiles. Da miedo. El personaje de Adam Sandler es inolvidable. La ira que contiene, cómo la expresa, de qué manera se desenvuelve con el mundo. Perfecta.

punch3

-Timbuktu, Abderrahmane Sissako (2014). La película más poderosa que vi en el 2016. Un pueblo de África controlado por la locura de la religión, el poder y -siempre- la corrupción. La forma en la que está filmada la historia es un imán que no pierde nunca el magnetismo. Sobre el final, uno piensa cómo se pudo haber hecho algo tan bueno en ese lugar que se percibe tan lejano, distante y difícil. Misteriosa pero también clarificadora. Valiente y jugada. Imprescindible.

timbuktu

Menciones especiales: Stromboli (1950); Viaje a Italia (1954); Pánico en Needle Park (1971); Brazil (1985); En el nombre del padre (1993); Hoop Dreams (1994); Wolf Children (2004); Synechdoche, Nueva York (2008); Man Push Cart (2009); Bloody Daughter (2009); The King of Kong (2008);  Living in the Material World (2011)