Crónicas

Articles

Sólo hace falta una pelota

Una pelota para ser un poco más felices. Una pelota para escapar del trabajo, la escuela o la facultad. Una pelota para caminar siempre hacia la playa. Una pelota para distraerse del calor. Una pelota…




El baile de la cueca, el baile del desafío

El patrullero está estacionado sobre el camino que atraviesa la plaza, como si quisiera evitar el paso. El motor de la camioneta -no tan nueva- se percibe como un invasor a una fiesta que no tiene lista de…


La tribuna viva

Cómo nacen las banderas. Están así hasta hoy nuestas banderas. El pueblo las bordó con su ternura. Cosió los trapos con su sufrimiento. Clavó la estrella con su mano ardiente y cortó, de camisa o firmamento: azul para…



El kiosquero que le ganó a Sofovich

Gustavo le habla a Guido Kaczka pero no recibe respuesta. El conductor sostiene un micrófono con la mano derecha y lo mira fijo mientras mantiene la boca abierta, como si estuviera a punto de decir…


La cacería de las geishas

La tranquilidad se rompe. Comienza a oscurecer. Con las cámaras en la mano o colgadas sobre el cuello, los turistas deambulan en las calles angostas de prolijos y relucientes adoquines. Miran de reojo, se susurran…



Hiroshima mon amour

A Shin Ichi le gusta dar vueltas hasta marearse. Tentado, se ríe con disimulo porque sabe que, en el fondo, hace algo que el cuerpo le recrimina. La cabeza le pide que baje la velocidad…